Aprende a interpretar tus sueños

A veces los recordamos y otros no. Pero siempre son protagonistas de las noches de cualquier tipo de animal o ser humano. Hablamos de los sueños. Esa fase en la que comenzamos a ver imágenes, en unas ocasiones con sentido y en otras sin él.

Aunque algunas veces escuchemos a personas decir que ellos apenas tienen sueños, es una afirmación completamente falsa, pues absolutamente todo el mundo tiene de entre 5 a 7 sueños cada noche. Pero, ¿qué sentido tienen? ¿Son ciertas las afirmaciones que se escuchan sobre determinados sueños? A continuación analizaremos algunos de los más comunes entre las personas.

Los sueños con caídas pueden significar temor a cambiar determinado status social, la pérdida de una persona a la que queríamos o incluso problemas económicos. Pero ante esta caída, nuestra reacción puede aclarar más aún el sueño. Si en ningún momento tenemos miedo, se puede interpretar que ante esas dificultades, nuestra actitud positiva, nos llevará a solucionarlo rápidamente. Pero si comenzamos a temer, puede significar que por delante queda una larga lucha.

La muerte sea quizá uno de los sueños que más pavor provoca entre las personas. Despertarnos con la sensación de haber vivido una muerte muy real, puede ser una premonición. Suele ocurrirles a las personas más sensibles. Aunque cuando es en una persona mayor, esto puede ayudarles a prepararse para la suya propia.

Los sueños con cuerpos desnudos no tienen que ver con el tema sexual. Al contrario puede significar no sentirnos a la altura de las circunstancias o incluso temor o miedo a que algún secreto pueda ser revelado. Pero si en este sueño, la persona en cuestión no tiene sensación de vergüenza, puede significar que es capaz de comprender a las personas y aceptarlas tal y como son.

El agua,  en calma, tranquila, es sin duda símbolo de paz y tranquilidad en la conciencia y la vida en general de la persona. Pero si están revueltas, se aconseja cautela y pensar dos veces en las decisiones importantes que tengamos que tomar. Soñar con inundaciones implica que  la persona está inmersa en un periodo de tiempo con luchas y emociones difíciles.

Probablemente uno de los sueños más positivos sea el de volar. Indica que la persona tiene buenos presagios y sabrá solucionar cualquier obstáculo que se le interponga en el camino. Soñar continuamente con volar es sinónimo de fortuna.