El elemento más extraño del mundo

Se acerca San Valentín, una de las fechas más señaladas para esas personas que se quieren pero que, realmente, inventó el Corte Inglés como dicen muchos. Otros hablan del día del amor, pero ¿qué es el amor? ¿Existe realmente?

Hace años hablaba con un amigo sobre este tema. Él, con pareja desde tiempos paleolíticos, señalaba que sí. Que era algo indescriptible. Era ver a una persona y sentir devoción por ella. Querer verla a diario, tener ganas de abrazarla, de hacerla de reír, de consolarla cuando lloraba…

Yo, al contrario que él, era escéptico. Le decía que el amor eran los padres. Y nunca mejor dicho, puesto que a su argumento siempre le respondía con que lo que él pensaba que era amor por lo que sentía por su pareja, yo aseguraba que tenía el mismo sentimiento que con mi madre. Quizás tenga el complejo de Edipo, todo es posible.

Lo que está claro es que lo que mi amigo llamaba amor, yo lo llamo cariño. Muchos pensarán que no es lo mismo, yo creo que sí. Ambos son afectos hacia otra u otras personas. Un sentimiento por el cual se aprecia a otro. Lo único que si estamos en pareja lo llamamos amor, pero no es suficiente.

amor

Fuente: Portadasfrases.com

Pero, ¿quién cree en ello? Algunos aseguran que al amor es como los OVNIS, dicen haberlos visto pero nadie les cree. Otros afirman que lo que no existe es el amor eterno, pero si no es para la eternidad, para qué amas a alguien.

En definitiva, quizás el amor, ahora que se acerca San Valentín, sea el elemento más extraño del mundo. Ese que puede existir, pero puede que no. Ese que creemos sentir, cuando realmente lo que sentimos es cariño, de ahí que los que creen en el amor no crean en que es eterno casi nunca. Quizás algún día, como ocurrirá con la vida más allá de la Tierra, se demuestre que existe, pero, hasta entonces, permitidme decir que no hay vida más allá del cariño, que puede ser más o menos intenso, pero nunca hasta el punto de asegurar que se ha conocido el amor.

Descubre San Valentín

Se acerca San Valentín y os preguntaréis muchas cosas de por qué se celebra el 14 de febrero el día de los enamorados. Pues bien, pese a que muchos pensemos que es una maniobra del Corte Inglés, lo cierto es que este día tiene sentido. El nombre de Valentín, significa valentía para defender un amor sin ataduras. Es por eso, que los rituales que se  celebren este día deben ser para dar buena energía a la pareja, y no para amarrar en contra de la voluntad.

rosas

Eso sí, no solo sirve para los enamorados. También para aquellos que han perdido a su pareja y desean o bien recuperarla o bien llenar con alguien ese vacío sentimental. Por ello, vamos a ofreceros unos rituales para que logres o afianzar tu relación o recuperar ese amor perdido.

  1. Ritual de las Flores: Escribe con tinta verde en un papel de pergamino el nombre de las dos personas que componen la pareja de forma cruzada. Enciende una vela y cuando esta se consuma, escribe en el papel los deseos que quieres cumplir y rocíalo con una gotitas de almizcle. Por último guarda el papel junto a unas flores silvestres dentro de un saquito color rosa.
  2.  Ritual de la Estrella de Cinco Puntas: Dibuja en un papel una estrella de cinco puntas, y coloréala de color rojo. En el centro de la estrella escribe el nombre y el primer apellido de tu pareja. Enciende una vela de color rojo y quema el papel con su llama. Deja el papel en un cenicero hasta que se consuma y piensa intensamente en tu pareja.
  3. Ritual de las Siete Rosas Rojas: Compra siete rosas rojas y mételas en un recipiente sin agua hasta que se sequen. Cuando estén totalmente secas, guarda en un paquetito sólo los tallos y las hojas y ponlas en la puerta de una iglesia que conozcas.

También tienes la posibilidad de confiar en diversos amuletos. Lo que está claro es que en el amor, sea el día que sea no hay que obsesionarse. Si no tienes pareja, el amor ya llegará. Y si la tienes, no esperes a San Valentín para demostrar que la quieres, hazlo día a día.