El elemento más extraño del mundo

Se acerca San Valentín, una de las fechas más señaladas para esas personas que se quieren pero que, realmente, inventó el Corte Inglés como dicen muchos. Otros hablan del día del amor, pero ¿qué es el amor? ¿Existe realmente?

Hace años hablaba con un amigo sobre este tema. Él, con pareja desde tiempos paleolíticos, señalaba que sí. Que era algo indescriptible. Era ver a una persona y sentir devoción por ella. Querer verla a diario, tener ganas de abrazarla, de hacerla de reír, de consolarla cuando lloraba…

Yo, al contrario que él, era escéptico. Le decía que el amor eran los padres. Y nunca mejor dicho, puesto que a su argumento siempre le respondía con que lo que él pensaba que era amor por lo que sentía por su pareja, yo aseguraba que tenía el mismo sentimiento que con mi madre. Quizás tenga el complejo de Edipo, todo es posible.

Lo que está claro es que lo que mi amigo llamaba amor, yo lo llamo cariño. Muchos pensarán que no es lo mismo, yo creo que sí. Ambos son afectos hacia otra u otras personas. Un sentimiento por el cual se aprecia a otro. Lo único que si estamos en pareja lo llamamos amor, pero no es suficiente.

amor

Fuente: Portadasfrases.com

Pero, ¿quién cree en ello? Algunos aseguran que al amor es como los OVNIS, dicen haberlos visto pero nadie les cree. Otros afirman que lo que no existe es el amor eterno, pero si no es para la eternidad, para qué amas a alguien.

En definitiva, quizás el amor, ahora que se acerca San Valentín, sea el elemento más extraño del mundo. Ese que puede existir, pero puede que no. Ese que creemos sentir, cuando realmente lo que sentimos es cariño, de ahí que los que creen en el amor no crean en que es eterno casi nunca. Quizás algún día, como ocurrirá con la vida más allá de la Tierra, se demuestre que existe, pero, hasta entonces, permitidme decir que no hay vida más allá del cariño, que puede ser más o menos intenso, pero nunca hasta el punto de asegurar que se ha conocido el amor.

Descubre San Valentín

Se acerca San Valentín y os preguntaréis muchas cosas de por qué se celebra el 14 de febrero el día de los enamorados. Pues bien, pese a que muchos pensemos que es una maniobra del Corte Inglés, lo cierto es que este día tiene sentido. El nombre de Valentín, significa valentía para defender un amor sin ataduras. Es por eso, que los rituales que se  celebren este día deben ser para dar buena energía a la pareja, y no para amarrar en contra de la voluntad.

rosas

Eso sí, no solo sirve para los enamorados. También para aquellos que han perdido a su pareja y desean o bien recuperarla o bien llenar con alguien ese vacío sentimental. Por ello, vamos a ofreceros unos rituales para que logres o afianzar tu relación o recuperar ese amor perdido.

  1. Ritual de las Flores: Escribe con tinta verde en un papel de pergamino el nombre de las dos personas que componen la pareja de forma cruzada. Enciende una vela y cuando esta se consuma, escribe en el papel los deseos que quieres cumplir y rocíalo con una gotitas de almizcle. Por último guarda el papel junto a unas flores silvestres dentro de un saquito color rosa.
  2.  Ritual de la Estrella de Cinco Puntas: Dibuja en un papel una estrella de cinco puntas, y coloréala de color rojo. En el centro de la estrella escribe el nombre y el primer apellido de tu pareja. Enciende una vela de color rojo y quema el papel con su llama. Deja el papel en un cenicero hasta que se consuma y piensa intensamente en tu pareja.
  3. Ritual de las Siete Rosas Rojas: Compra siete rosas rojas y mételas en un recipiente sin agua hasta que se sequen. Cuando estén totalmente secas, guarda en un paquetito sólo los tallos y las hojas y ponlas en la puerta de una iglesia que conozcas.

También tienes la posibilidad de confiar en diversos amuletos. Lo que está claro es que en el amor, sea el día que sea no hay que obsesionarse. Si no tienes pareja, el amor ya llegará. Y si la tienes, no esperes a San Valentín para demostrar que la quieres, hazlo día a día.

El sexo a través del signo zodiaco

Todo el mundo conoce su signo del zodiaco, pero, ¿realmente conoces tu vida amorosa a través de tu signo? Porque dependiendo de tu signo tienes unas cualidades u otras, al igual que tu pareja.

Descubre cómo eres de compatible con tu pareja a través de vuestro signo.

En primer lugar hay que saber que cada persona tiene un carácter diferente pero sí que es cierto que muchas personas del mismo signo se parecen y eso se debe al signo del zodiaco.

Empezamos con los perfectos amantes, en este caso tenemos a las personas con los signos Aries, Capricornio y Escorpio, son personas con una gran pasión, atrevidos y les encanta experimentar nuevas sensaciones con su pareja, el sexo es para divertirse y por esa razón les gusta experimentar. Por otra parte les acompaña Leo, estos a su vez se vuelven locos con los juegos que preceden al acto sexual.

Tauro y Piscis son otro cantar, en este caso buscan encontrar el placer y están predispuestos a cambiar menos de pareja que los anteriores.

Libra son personas que les gusta estar a gusto con su pareja, llegar a un entendimiento, conocerlos y no se dejan llevar por la pasión son personas que cuidan sus relaciones.

Y por último tenemos Géminis, Cáncer, Virgo, Sagitario y Acuario son personas que buscan el romanticismo mezclado eso sí, con pasión cuando lo ven necesario. A su vez,  estas personas cuidan sus relaciones con sus parejas y sus aspectos de la vida cotidiana, por lo tanto, estas personas son mucho más moderados que otros signos.

¿Tu cual eres?

fuente: bligoo

fuente: bligoo

El hilo rojo del destino

hilo_rojo

¿Estamos las personas predestinadas a conocernos?

Eso dicen los japoneses, que al parecer tienen creencias muy parecidas a las de los antiguos griegos con su media naranja. Para aquellos que no hayáis escuchado nunca el mito, Aristófanes tenía la creencia de que los seres humanos éramos esféricos como las naranjas, y que nos componíamos de cabeza, cuatro brazos y cuatro piernas, formando una pareja. Algo que al dios Zeus no le gustó y decidió dividir a estos seres en dos, creando por separado al hombre y la mujer o a sus sucedáneos.

A lo que íbamos diciendo, que los japoneses también creen que las personas estamos predestinadas a conocernos. Según ellos, las personas estamos unidas por un hilo rojo atado al dedo meñique, independientemente del tiempo, las circunstancias… Tenderá a liarse o estar tirante pero nunca se romperá.

Esta creencia surge, cuando se descubre que el dedo meñique se conecta a través de la arteria ulnar con el corazón. De ahí nace esta historia, de que los hilos rojos del destino unen los meñiques con los corazones, simbolizando la unión de sentimientos.

En Japón esta leyenda supone una metáfora recursiva, donde también tienen cabida todo tipo de relaciones como puede ser la de un hijo adoptado con sus padres, en las que se presupone que el hilo rojo ha actuado como unión. En las distintas comunidades donde se ha acogido, son frecuentes en la jerga habitual: “Estamos tirando fuerte del hilo rojo”, o “teniendo puentes con hilos rojos”

La trascendencia de esta historia, ha superado la ficción. Durante el periodo de Edo, en Japón algunas mujeres se cortaban el dedo meñique para mostrarles su amor a sus maridos. Hoy en día, los “yakuzas” hacen el mismo gesto como símbolo de obediencia a su jefe.

Yakuza Mafia Member Showing Hands

Para los más curiosos, ésta es la leyenda que se relata a los niños de los hogares japoneses, y que pasa de generación en generación:

“Hace mucho tiempo, un emperador  se enteró de que en una de las provincias de su reino vivía una bruja muy poderosa que tenía la capacidad de poder ver el  hilo rojo del destino y ordenó que la trajeran ante su presencia.

Cuando la bruja llegó, el  emperador le dijo que buscara el otro extremo del hilo que llevaba atado al meñique y lo llevara ante la que sería su esposa; la bruja accedió a esta petición y comenzó a seguir y seguir el hilo. Esta búsqueda los llevó hasta un mercado en donde una pobre campesina con un bebé en los brazos ofrecía sus productos.

Al llegar hasta donde estaba esta campesina, se detuvo frente a ella y la invitó a ponerse de pie e hizo que el joven emperador se acercara y le dijo : “Aquí termina tu hilo” , pero al escuchar esto , el  emperador enfureció creyendo que  era una burla de la bruja , empujo a la campesina que aún llevaba a su pequeña en los brazos y la hizo caer haciendo que la niña se hiciera una gran herida en la frente, después ordenó a sus guardias que detuvieran a la bruja y le cortaran la  cabeza.

Muchos años después, llegó el momento en que este emperador debía casarse y  su corte le recomendó que lo mejor era que desposara a la hija de un general muy poderoso. Aceptó y  llegó el día de la boda y el momento de ver por primera vez la cara de su esposa, la cual entró al templo con un hermoso vestido y un velo que la cubría totalmente.

Al levantarle el velo vio por primera vez que este hermoso rostro, tenía una cicatriz muy peculiar en la frente, pues no era otra que la pequeña niña que había sido empujada en los brazos de su madre.”

 leyenda_emperador