El llanto en Tirso de Molina

Cuentan la leyenda que cuando estaban haciendo el metro de Tirso de Molina en el año 1920, los obreros no paraban de escuchar a alguien que lloraba. La primera vez que escucharon los llantos, empezaron a buscar y no encontraron nada.

Pasaron los días y el llanto  continuaba, pero únicamente se escuchaba el llanto durante unos instantes. Todos los días a esa hora los obreros  paraban su trabajo y buscaban, pero nunca lo encontraban. Continuaron con sus obras, cada día más desesperados por no localizar  el llanto, al tercer día  el llanto estaba muy cerca de donde trabajaban y pudieron escucharlo detrás de un muro.

fuente: flickr

fuente: flickr

Le gritaron que aguantase que en nada saldría de allí, sano y salvo. Empezaron con el arduo trabajo de romper el muro y la sorpresa fue que una vez derrumbado totalmente el muro encontraron  esqueletos de varios hombres.

Hicieron una investigación y concluyeron que los esqueletos eran de varios frailes, ya que antiguamente había un Convento, el Convento de la Merced. En 1824 el Convento fue abandonado y destruido y con él, varios frailes dentro.

Desde entonces, muchos vecinos de Tirso de Molina dicen que escuchan gritos y  los lloros de los frailes.

Hoy en día ese llanto es apagado por el bullicio de la ciudad, pero si te encuentras a esa hora en el Metro de Tirso de Molina y con poca gente, quizá puedas escucharlo, ya que detrás de las paredes de la estación siguen los restos de los frailes que vivieron en su día en el convento.

Recuerdos de una vida anterior

casa antigua

Sin saber porqué nos pasamos la vida temiendo a la muerte, aferrándonos a nuestra vida. ¿Quién dice que haya un final después de esta vida? Son muchos los investigadores que demuestran que el alma puede reencarnarse una y otra vez y de un cuerpo a otro. Así lo han confirmado estudios psiquiátricos serios como el llevado a cabo por Ian Stevenson.

Han surgido múltiples casos que acreditan la reencarnación sobre todo en niños pequeños de 3 ó 4 años, que relatan a sus padres una vida pasada con todo detalle: vivencias, lugares, personas… Que vivieron mucho antes de que éstos nacieran.

Éste ha sido el trabajo de toda una vida del psiquiatra Ian Stevenvon, la recopilación de casos de niños de corta edad a lo largo de todo el mundo. Un método de trabajo empírico que revela el testimonio de los niños de forma espontánea frente a la hipnosis utilizada por otros expertos.

Un segundo paso es la documentación de cada caso, la identificación de los relatos de los niños con las personas que dicen haber sido. Se ha dado el caso de coincidir las marcas de nacimiento del niño con heridas encontradas en la persona fallecida, un hecho real que se ha certificado con registros médicos.

Desde finales de los años 60, se han dado sucesos de reencarnación a lo largo de todos los continentes y han sido archivados más de 3000 casos. Algunos de estos niños han llegado a reconocer antiguos barrios y casas, así como miembros de su familia. Esta es una lista con algunos de los casos más espectaculares sobre la reencarnación.

Una de estas historias más significantes es la de Cameron Macaulay, un niño de diez años que vive en Glasgow, Escocia. Cuando empezó a contar su vida pasada sus padres le decían que tenía mucha imaginación. Los episodios y situaciones narradas con todo detalle sobre su familia anterior, llevó a sus padres a volar hasta la Isla de Barra para revivir con el pequeño el recuerdo agridulce de una vida anterior.

 

Aprende a interpretar tus sueños

A veces los recordamos y otros no. Pero siempre son protagonistas de las noches de cualquier tipo de animal o ser humano. Hablamos de los sueños. Esa fase en la que comenzamos a ver imágenes, en unas ocasiones con sentido y en otras sin él.

Aunque algunas veces escuchemos a personas decir que ellos apenas tienen sueños, es una afirmación completamente falsa, pues absolutamente todo el mundo tiene de entre 5 a 7 sueños cada noche. Pero, ¿qué sentido tienen? ¿Son ciertas las afirmaciones que se escuchan sobre determinados sueños? A continuación analizaremos algunos de los más comunes entre las personas.

Los sueños con caídas pueden significar temor a cambiar determinado status social, la pérdida de una persona a la que queríamos o incluso problemas económicos. Pero ante esta caída, nuestra reacción puede aclarar más aún el sueño. Si en ningún momento tenemos miedo, se puede interpretar que ante esas dificultades, nuestra actitud positiva, nos llevará a solucionarlo rápidamente. Pero si comenzamos a temer, puede significar que por delante queda una larga lucha.

La muerte sea quizá uno de los sueños que más pavor provoca entre las personas. Despertarnos con la sensación de haber vivido una muerte muy real, puede ser una premonición. Suele ocurrirles a las personas más sensibles. Aunque cuando es en una persona mayor, esto puede ayudarles a prepararse para la suya propia.

Los sueños con cuerpos desnudos no tienen que ver con el tema sexual. Al contrario puede significar no sentirnos a la altura de las circunstancias o incluso temor o miedo a que algún secreto pueda ser revelado. Pero si en este sueño, la persona en cuestión no tiene sensación de vergüenza, puede significar que es capaz de comprender a las personas y aceptarlas tal y como son.

El agua,  en calma, tranquila, es sin duda símbolo de paz y tranquilidad en la conciencia y la vida en general de la persona. Pero si están revueltas, se aconseja cautela y pensar dos veces en las decisiones importantes que tengamos que tomar. Soñar con inundaciones implica que  la persona está inmersa en un periodo de tiempo con luchas y emociones difíciles.

Probablemente uno de los sueños más positivos sea el de volar. Indica que la persona tiene buenos presagios y sabrá solucionar cualquier obstáculo que se le interponga en el camino. Soñar continuamente con volar es sinónimo de fortuna.