Equinoccio de Primavera

Pyramid of Kukulkan seen from Temple of the Warriors

Ya lo decían Los Mayas, grandes conocedores de la naturaleza, que el 21 de marzo se produce el equinoccio de primavera, así como también el equinoccio de otoño se produce el 23 de septiembre. El equinoccio es el fenómeno astronómico mediante el cual día y noche adquieren la misma duración.

Sin tecnologías, supieron percatarse del momento exacto en el que se produce el cambio de las estaciones. Un hecho vital para ellos porque marcan en la primavera el ciclo de preparación de la tierra para la siembra, y en otoño el periodo en el que el fruto del maíz, está maduro y listo para recolectarse.

Esto provocó ir más allá de la observación Safe Online best-casinos-online.info sOne of our main goals is to help our users overcome troubles of picking the right online casino. de estos fenómenos, por lo que decidieron inventar un sistema de signos  para representar los cuerpos celestes y los periodos de tiempos. De ahí deriva el Calendario Gregoriano que utilizamos actualmente.

Grandes admiradores de la concepcióncosmológica, decidieron orientar sus construcciones respecto a la trayectoria de los astros y de los puntos cardinales. Su edificación más asombrosa es la pirámide de Kukulcán o Castillo de Chichén Itza, en coordinación exacta con los equinoccios, con una desviación de 17 grados hacia el norte astronómico.

Cada 21 de marzo, tiene lugar uno de los espectáculos más presenciados a nivel mundial, la sombra de las nueve plataformas del edificio, produce una proyección de siete triángulos de luz invertidos. Esta ilusión visual representa al dios Kukulcán, bajo el icono de una serpiente, uno de los dioses más importantes para los Mayas. Esta fecha es motivo de peregrinaje de miles de personas y otras muchas que siguen el evento que dura entre 30 y 40 minutos a través de la retransmisión que ofrece la NASA.

Este fenómeno ha llevado a la creencia generalizada de que al comenzar la primavera se produce la renovación de la energía.

 

Prepárate para el fin del mundo

Hoy nos despedimos de todos vosotros…el fin del mundo está llegando… ¿o no? El apocalipsis está previsto para el próximo viernes 21 de diciembre. Así lo predijeron los mayas asique si eres de los que cree que en los vaticinios de esta civilización…aprovecha los últimos días.

Pero ¿es la primera vez que ocurre esto? No. Cada vez que se entraba en un milenio nuevo se preveía el fin del mundo. Ya sucedió en el año 998 cuando dijeron que en el año 1000 ocurriría una desgracia que acabaría con la tierra…Así llegamos hasta el año 2000, cuando presuntamente se produciría la revolución de los ordenadores. El 1 de enero todos temimos que un apagón destruyera el mundo en el que vivimos. Y ahora, el 21 de diciembre tenemos un nuevo aviso del fin del mundo… Las previsiones antecesoras a la de este año hacen pensar que nos encontramos ante una situación  como la que se ha vivido anteriormente.

 

Pero las interpretaciones que se han hecho sobre la predicción del fin del mundo han sido varias. Está los más crédulos, los que creen que verdaderamente estamos viviendo el preludio a un apocalipsis final. Aunque luego también están los más optimistas que creen que el día del juicio final todavía está lejos. Estos creen que sí, el día 21 de diciembre ocurrirá algo que cambiará el rumbo de la tierra, pero que no acabará con ella.

Investigadores internacionales lo restan importancia porque, dicen, sólo se ha estudiado una de las más de 5.000 estelas mayas. En ellas se han encontrado referencias donde hablan del año 7.000 de nuestra era. Por lo que si hacemos caso a ésta última…tenemos mundo para rato.

La locura previa a este día ha generado que en Estados Unidos se dispare (aún más) la compra de armas de fuego por si fuera necesario hacer uso de ellas el próximo viernes. Pero no sólo esto. Las empresas dedicadas a la construcción de refugios anticatástrofes  están teniendo en pleno invierno su propio agosto.

Parece que el fin del mundo está interesando tanto que se han disparado las ventas de libros sobre este tema. Aunque no precisamente para conocer más sobre qué dijeron los mayas o qué será lo que ocurra. Sino que los manuales de supervivencia que contienen instrucciones para hacer fuego, el paso a paso para hacer fuego o consejos para la orientación y defensa.

Desde esoterium, por si acaso, nos despedimos…nos vemos en la próxima vida.