¿Por qué tememos al número 13?

Se trata de una de las supersticiones más arraigadas en nuestra cultura. Hay incluso personas en las que el miedo es tal que adquiere la consideración de enfermedad. Pero, ¿qué pasa con el número 13? ¿Por qué ese rechazo?

Hay quienes lo han asociado a la Última Cena, la más famosa de la historia, en la que había 13 invitados. Pero parece que hay referencias escritas más antiguas, procedentes de la mitología nórdica de la era precristiana: 12 dioses fueron invitados a un banquete en el Valhalla, en el que se coló Loki, espíritu de la pelea y del mal. Se produjo una pelea para echar a Loki en la que murió Balder, el favorito de los dioses.

Sea como sea, lo cierto es que se trata de una de las supersticiones más extendidas: en Francia no existe el número 13 en las direcciones; Italia lo excluye de la lotería nacional; tampoco aparece en los asientos de las líneas aéreas internacionales y en EE.UU. se pasa del piso 12 al 14. Se evita, incluso en líneas de autobús. Otras referencias negativas al número 13: los espíritus malignos enumerados en La Cábala, el capítulo del Apocalipsis que al anticristo y a la bestia, o el que hace referencia a la muerte en el Tarot.

numero 13

Sin embargo, en EE.UU. podría considerarse un buen número, que aparece en numerosos símbolos nacionales: el reverso de los billetes de banco tiene una pirámide incompleta con 13 escalones y el águila heráldica sostiene una rama de olivo con 13 hojas, 13 frutos y 13 flechas, además de las 13 estrellas que hay sobre la cabeza del águila. Y es que la fuerte presencia de ese número en los símbolos nacionales estadounidenses se debe a las 13 colonias que originaron el país.

Son solo algunas de las curiosidades que se dan con este supuesto número maligno. Lo que está claro es que cada día se cree menos en los días martes 13 si estás en España o viernes 13 si estás en otros lugares como Italia. Además, estamos en el año 2013, ¿han sido todo infortunios? Que le pregunten a los afortunados del euromillón, la quiniela o la Bonoloto. Seguro que ellos asocian ahora el 13 con la buena suerte.