La limpieza de los talismanes

Bueno como en el anterior post, hablamos de talismanes y amuletos, en este caso os vamos a explicar cómo se deben purificar los talismanes.

Para empezar a purificar el talismán, la habitación debe de estar totalmente limpia, es decir, purificada y para ello al igual que nosotros tenemos que limpiarnos.

En nuestro caso será a través de  un baño. Dicho baño debe ser un baño de purificación para ello necesitamos una serie de ingredientes que son hierba de Mate y de Ruda, se mezcla junto al agua que baños a limpiarnos y con esa agua nos limpiamos todo el cuerpo, si tienes un cazo es preferible empezar por la cabeza y que vaya cayendo hasta tus pies.

A su vez, encenderemos incienso para purificar la habitación y que esté fuera de toda energía negativa.

fuente: flickr

fuente: flickr

A continuación una vez que estemos purificados gracias al agua con las hierbas de Mate y Ruda, debemos secarnos con una toalla limpia y blanca y como todo ritual tiene su vestimenta en este no le falta tampoco, al igual que la toalla, se debe vestir con ropa blanca, puesto que el blanco representa lo puro de todo el universo.

Una vez que el ambiente este purificado al igual que nosotros podemos empezar a la limpieza del talismán.

En este caso es muy sencillo, aunque dependiendo si el talismán que tenemos no se puede lavar lo único que podemos hacer para hacer la limpieza de purificación es ponerlo junto al incienso de sándalo o ruda y que se impregne bien.

Por otra parte si el talismán se puede lavar perfectamente, debemos lavarlo con agua y sal, si estas cerca de la playa lo mejor es el agua salada que tiene el mar, pero en el caso que no estéis cerca del mar, no pasa nada se puede añadir al agua, sal y la diluimos perfectamente.

La semana que viene os explicare como se debe cargar los talismanes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *